10 Maneras de motivarse a sí mismo para hacer ejercicio todos los días

Estás leyendo Entrepreneur India, una franquicia internacional de Entrepreneur Media.

Te has prometido que este año las cosas serían diferentes, especialmente en términos de estar en forma y saludable. Vas a correr esas maratones, en esas caminatas y perderás algunas de esas grasas excesivas para volver a ponerte tu pantalón favorito. Tienes una meta y puedes alcanzarla fácilmente. Todo lo que tienes que hacer es cambiar tu estrategia y motivarte para que tu meta de estar en forma se convierta en realidad.

1. Vuelva a trazar una estrategia para sus objetivos de acondicionamiento físico:

El sólo hecho de tener una meta no significa que puedas alcanzarla. Si sigues preguntándote cómo me motivaré, ya estás yendo en la dirección equivocada. No puedes motivarte a menos que intentes probar lo que es trabajar en primer lugar.

Necesitas tener una meta clara, el sólo hecho de decir que quieres cierto tipo de cuerpo no ayuda. La condición física tiene más que ver con el sentimiento de lograr una condición física general. Recuerde que se trata de algo más que de perder esos kilos de más.

Pero primero, encuentra tu identidad. Puede ser gimnasia, kick-boxing, entrenamiento Crossfit y entrenamiento funcional. Trate de averiguar qué es lo que desea hacer más. Habrá desafíos y bloqueos, pero tendrás que esforzarte un poco más y no dejar que la tentación de rendirte se asiente.

2. No te concentres sólo en hacer ejercicio, concéntrate en el sentimiento:

No te ejercites por eso. Enfóquese en la emoción y la felicidad que trae. Mira cómo te sientes después del entrenamiento y esa recompensa es suficiente a su manera.

3. Recompénsese a sí mismo:

Cada vez que consigas una meta que te hayas propuesto, mimate a ti mismo. Esa es la mejor recompensa y te encantará cada pedacito de ella. Asegúrese de darse un gusto con un viaje o con algunos productos que quisiera comprar. En caso de que quiera tratar sus copas de sabor, no consuma demasiadas calorías. No te prives de nada.

4. Motivación vs. Disciplina:

Cuando la motivación a veces pierde la batalla, tome la ayuda de la disciplina. Tu cuerpo ya está acostumbrado a cierto tipo de rutina, así que apégate a ella. Recuérdese de cómo el seguir esa vida disciplinada ha traído algunos cambios positivos.

5. Calidad sobre cantidad de ejercicios:

No tienes que trabajar durante horas en el gimnasio. El ejercicio es más una cuestión de calidad que de cantidad. Asegúrese de que en lugar de una hora, usted haga ejercicio durante 30 minutos, pero hágalo religiosamente. Haga un entrenamiento intenso por un período de tiempo más corto pero con plena dedicación.

6. Encuadre su meta de acondicionamiento físico:

Cada semana fíjese una pequeña meta para usted. Algo así como 20 abdominales o 30 abdominales. De esta manera, seguramente lo completarás en el momento en que entres en tu clase o gimnasio. Es como dar pequeños pasos y necesitas esforzarte para hacerlo siempre. Recuerde, nada puede lograrse de la noche a la mañana. Todo lleva su tiempo. Sólo las flexiones o abdominales no pueden ponerte en forma. Cada parte de su cuerpo requiere que se haga un cierto tipo de ejercicio.

7. Busque un compañero de entrenamiento:

¿Quién dijo que hacer ejercicio tenía que ser algo serio? Usted puede simplemente disfrutarlo cuando tiene un compañero maravilloso que le acompaña. Encuentra a alguien que pueda motivarte y viceversa. Tener un amigo que diga que puedes hacerlo es todo lo que necesitas.

Un compañero de ejercicios ayuda porque ambos tienen una meta que perseguir.

8. La lista de reproducción:

Bueno, la música ayuda. Una lista de reproducción increíble puede motivarte de una manera que nunca pensaste que fuera posible. Los ritmos picantes pueden hacer que te sientas como si estuvieras listo para una sesión de entrenamiento intenso.

9. Haga que la aptitud física sea el factor a tener en cuenta:

Todos tenemos una lista de equipos de fitness, queremos. Pero a veces son caros. Haga una lista y regálesela a usted mismo cada vez que logre una parte de su meta. Este es el empuje extra que le ayudará a acercarse a su meta.

10. Piensa en dónde empezaste:

Cuando sientas que ya no puedes quedarte, piensa en la hora en que empezaste y en cómo te veías en ese mismo momento. Piensa en lo que te hizo perseguir esto en primer lugar. Recuerden lo lejos que han llegado y la transformación que han logrado. Pregúntese a sí mismo si merece la pena renunciar a ella ahora que ha llegado tan lejos para completar su meta.

Related Posts